Archivo de la etiqueta: Jessica Paños

Maestros para la nueva educación. César Bona.

Ayer día 25 tuve el gusto de conocer personalmente a César Bona, en el acto que se celebró en la Casa del Libro de Bilbao. Con su primer libro, La nueva educación. Los retos y desafíos de un maestro de hoy, comenzó mi afán por conocerlo. Gracias a personas como él en España poco a poco se está consiguiendo dar voz a la educación. Esto es, “por fin se está hablando de educación en positivo en España” (p.39). Sí, porque no solo en Finlandia se hacen cosas interesantes en el ámbito educativo, sino que aquí también hay docentes muy válidos, comprometidos, entusiastas, emprendedores, que creen en el potencial creativo de los niños,… Tal vez está entrada no tendría sentido dado que nuestro deber como docentes es estimular la curiosidad de los niños; ser apasionados, innovadores, vocacionales, curiosos,…  Él mismo en su libro lo afirma: “Pero si este tío no hace nada extraordinario”. Y es cierto ¡no hace nada fuera de lo común, pero lo hace!

img_20161025_1953201img_20161025_2339131

Ayer en la presentación de su nuevo libro, Las escuelas que cambian el mundo, Bona resaltó las siguientes ideas, las cuales me gustaría compartir con vosotros con el objetivo de que todos reflexionáramos:

“La palabra aprender debería estar muy por encima de la palabra evaluar”.

“¿Para qué sirve la escuela? Muchos pensarán que para crear seres empleables, y otros opinaran que para educarles para la vida real, lo cual implica hacer exámenes. La gente banaliza la felicidad. Las personas por naturaleza somos seres sociales, que nos gusta trabajar en equipo, jugar,…”.

“Cuanto más desarrollemos la creatividad mejor sabrán dar respuesta a las cosas”.  

“En un libro de texto de Infantil debajo de una la foto aparecía: «¿Para qué sirve soplar?». Y debajo aparecía la siguiente respuesta: «Para apagar la vela». Y eso no es cierto porque soplar también sirve para encender un fuego. A veces les enseñamos a los niños respuestas unilaterales.”

“Al final de las clases deberíamos reflexionar del qué, cómo y para qué”.

img_20161025_2035401 img_20161025_2338551

Para finalizar con está entrada comentaros que en el segundo libro se exponen casos de las Escuelas Changemaker; escuelas pioneras y que se han adaptado a las necesidades educativas actuales.

Actualmente, en España hay 7 escuelas Changemaker y en el mundo más de 270. Para más información podéis visitar la siguiente dirección:

http://spain.ashoka.org/escuelas-changemaker

Anuncios

El Design Thinking: para grandes empresas y negocios, y la educación

El 20 de abril tuve el gusto de asistir a uno de los cursos que se ofertaban en el XII Foro de Empleo y Emprendimiento en la Universidad de Deusto. El curso consistió en la metodología Design Thinking y fue impartido por Garazi Azanza, profesora en la Facultad de Ciencias Sociales y Humanas de la Universidad de Deusto.

El Design Thinking, también conocido como Pensamiento de Diseño, es una metodología para generar ideas innovadoras y dar soluciones a las necesidades reales. Esta surgió en San Francisco en los años 70, concretamente en la consultora Ideo, de la mano de Tim Brown.

Aunque principalmente se suele aplicar en el mundo de las grandes empresas, lo cierto es que también puede ser perfectamente aplicado en cualquier campo. Para el uso educativo Ideo ofrece un set de herramientas para educadores, el cual lo podéis descargar en el siguiente enlace: http://www.designthinkingforeducators.com/

Vallamos al grano. ¿Cómo se ve el Design Thinking en acción? Los principios del Design Thinking son:

  • Ponernos en el lugar de nuestros clientes, esto es, empatizar con ellos.
  • “No lo digas, muéstralo”.
  • Colaboración radical entre diferentes disciplinas.
  • Proceso/Paso: empatizar, definir.
  • Cultura de prototipos.
  • Incita a la acción.

El proceso es bien sencillo:

  1. Empatizar con el cliente: estudiar las conductas del usuario en un contexto de sus vidas, generar conversaciones y ponerse en el lugar de los clientes. Para ello podemos emplear las siguientes preguntas: ¿Qué? ¿Cómo? ¿Por qué? ¿Me puedes hablar de la última vez que…? ¿Qué fue lo mejor y lo peor…? ¿Puedes contarme algo más sobre ello?
  2. Definir el problema de forma adecuada para crear una solución correcta, esto es, enmarcar la necesidad. En este paso hay que definir el usuario, la necesidad y la solución.
  3. Idear: pensar todas las soluciones posibles. Conviene aprovechar distintas visiones para generar ideas muy alternativas. Por ello, podemos trabajar con económicas, educadores, abogados,…
  4. Evaluar las ideas: podemos usar la técnica del Cardsorting para el filtrado de ideas, bien a través de la votación por post-it– cada miembro tiene X votos para votar X ideas- o por el método por categorías – agrupar las ideas en atractivas, racionales y simples, por ejemplo-.
  5. Prototipar: representación tangible del producto o servicio. Esta fase nos permite conectar con los clientes, resolver los desacuerdos y evaluar la idea sin hacer grandes inversiones. Conviene tomar notas.
  6. Evaluar: perfeccionar los prototipos, aprender más sobre el usuario, evaluar y redefinir el producto o servicio. Conviene dejar que el usuario experimente el prototipo, además de involucrarle realizándole preguntas como ¿Cómo te sientes? ¿Es fácil?

Al final de la sesión pusimos la metodología del Design Thinking en marcha. El ejercicio consistió en pensar en el último regalo que habíamos hecho. Esto es, rediseñar la experiencia de regalar.

IMG_20160420_175416_HDR con logo

IMG_20160420_175939_HDR con logo

IMG_20160420_180004 con logo

Os adjunto la plantilla para desarrollar la dinámica:

https://dschool.stanford.edu/sandbox/groups/designresources/wiki/31fbd/attachments/08e2e/TheGiftGivingProjectB%26W2012-Espa%C3%B1ol.pdf?sessionID=68deabe9f22d5b79bde83798d28a09327886ea4b